Comiendo vegetariano: Pasta y hamburguesa

Hoy os traigo un plato sano, rico en proteínas vegetales apto para celíacos y veganos para esos días en los que no tenéis ganas de cocinar. Se trata de macarrones de trigo sarraceno con salsa boloñesa vegetariana y veggie burger de tomate.

No es una receta, sino una recomendación de productos. Este tipo de post son los que me encanta leer para informarme de alimentos que pueda introducir en mi dieta, ya que la combinación de vegatariano y celíaco es difícil de encontrar. Una de las tiendas en las que podéis encontrar muchos productos biológicos y aptos para vegetarianos es Aldi.

Hoy empezaremos por dos (que no cunda el pánico que haré post con otros productos fabulosos de éste y otros supermercados):

1- Salsa boloñesa vegetariana:

Con 88 kcal cada 100 gramos, es perfecta para preparar un rico plato de pasta, como acompañamiento, para preparar un hojaldre o unas empanadillas.

Sólo tenéis que calentarla, ya sea en el micro o en una sartén y tiene un sabor espectacular. Me cuesta mucho comer productos preparados vegetales sin que me chirríe su textura o sabor. No es el caso de esta salsa que quienes la han probado no han notado la diferencia.

2- Veggie Burguer de Trigo Sarraceno con tomate.

No he encontrado ninguna hamburguesa vegetariana o vegana que no tenga gluten (señor Juan Roig ponte las pilas).

Tengo la suerte de no ser celiaca, sino intolerante al gluten. Gracias a esto puedo tomar alimentos que contenganbajas cantidades de trigo o avena sin que me afecten en exceso al estómago.

¿Cómo podéis saber qué cantidad lleva el producto? Viendo lo lejos que está el componente en la descripción de su composición. Cuánto más cerca, más cantidad de ese elemento lleva y viceversa.

Con 181 kcal por hamburgesa, nos ayuda con ese aporte proteico que tanto se necesita al llevar una alimentación vegetariana.

3- Macarrones de Trigo Sarraceno

A pesar de que Aldi tiene pasta de trigo Sarraceno, prefiero el sabor de la del magnate del imperio “sin gluten” por excelencia, Mercadona.

Fáciles de preparar, con una cocción de unos 7 minutos, y en mi caso, como consejo para aportar más sabor, cocinados con sal de ajo. Son perfectos por su aporte extra de fibra frente a la pasta tradicional, lo que los hace perfectos para mejorar nuestra dieta sin renunciar a los hidratos de carbono.

El trigo sarraceno se considera el rey de la proteína vegetal, debido a su alto contenido en proteínas (entre un 10 y un 13 %), que además son de gran asimilación por nuestro organismo (hasta un 70%).Es un alimento energético y nutritivo.

Pese a que es considerado un cereal no lo es, es un pseudocereal, es decir, no pertenece a la familia de las gramíneas lo que no contiene gluten.

Espero haberos ayudado, dándoos una sana y nutritiva idea sobre que comer para aquellos que habéis renunciado a la proteína animal o simplemente queréis bajar vuestro consumo diario.

Bizcocho de queso y virutas de chocolate

1529863220505En casa nos encanta la tarta de queso y aunque ya tenéis en este blog una receta de la tarta de queso tradicional en su versión fitness, esta ves hemos querido darle una vuelta de tuerca para que nos sirviera a modo de desayuno, ya que es cuando solemos consumir avena, haciendo una versión en modo bizcocho que no nos puede gustar más.

Os aseguro que la hemos hecho un montón de veces y no nos cansamos de comerla. Pero bueno, vamos al lío con la receta.

Ingredientes:

  • 150 gr de queso fresco batido 0%
  • 3  huevos
  • 150 gr de queso de untar light
  • 150 gr de harina de espelta
  • 100 gr de harina de avena
  • Sacarina líquida al gusto  (aprox. 1,5 cucharada sopera)
  • 1/2 sobre de levadura en polvo
  • 3 onzas de chocolate negro al 70% s/a

 

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 170 grados
  2. En un bol, batimos los huevos
  3. En el mismo recipiente agregamos los dos tipos de queso, la sacarina y la levadura y volvemos a batir.
  4. Posteriormente añadimos los dos tipos de harina y removemos hasta que quede una masa uniforme.
  5. Ponemos la masa en un molde de silicona apto para horno.
  6. Troceamos con un cuchillo, en trocitos muy pequeños, las onzas de chocolate y se las repartimos por  la masa ya en el molde
  7. Metemos el molde en el horno, en la posición de calor por abajo y ventilador, a 180 grados, durante aproximadamente 35 minutos o hasta que veamos que se ha dorado.
  8. Desmoldar y dejar enfriar ligeramente.

Ahora ya sólo queda disfrutarlo! Y si decidís probar la receta no os olvidéis de etiquetarme en instagram (@missmar_avillas) para que vea vuestras creaciones.

IMG_5671.JPG

Tarta de la abuela

Dos veces seguidas este mes, una en un cumple y otra en una cena con amigos, de postre había Tarta de la Abuela: aquella mítica tarta de galleta que tanto nos gustaba de peques y que, al menos a mí, nunca me hacía mi madre.

Comer bien no significa renunciar a lo que nos gusta. Se trata de adaptarlo para que sea lo menos nocivo posible para nuestro cuerpo y, aunque si bien es cierto que las galletas de supermecado son ultraprocesados no muy recomendables para nuestro organismo, no podía hacer una tarta de galletas sin galletas! Así que he optado por una de las opciones más saludables, consciente de que lo mejor es que fueran caseras.

Ingredientes:

  • 1 blister de galletas integrales sin azúcar (las mías eran tipo María de Carrefour)
  • Leche desnatada
  • 1 sobre de flan bajo en grasa sin azúcar (Hacendado)
  • Sacarina líquida
  • Cacao en polvo desgrasado sin azúcar (Valor)
  • Café soluble
  • Ron
  • Para el topping: quinoa hinchada

 

Elaboración:

  1. Remojar todas las galletas en 1/2 vaso de leche y 2 dedos de ron.
  2. Colocamos las galletas en la base de un molde, apto para frigorífico, hasta cubrirla por completo.
  3. Preparamos el flan siguiendo las instrucciones del sobre. Para ello necesitaremos 2 vasos de leche desnatada y 1 cucharada sopera de sacarina líquida. Cuando ya esté casi listo le añadimos 1 cucharada sopera de café soluble para nuestra crema sea de flan de café.
  4. Echamos la crema sobre la base de galletas.
  5. Esperamos unos minutos a que se atempere y ponemos otra capa de galletas.
  6. En 1/2 vaso de leche caliente añadimos 4 cucharadas de chocolate valor y 1 cucharada de sacarina hasta conseguir una crema densa de chocolate (tipo nocilla).
  7. Ponemos el chocolate sobre las galletas, esperamos a que se atempere y ponemos la quinoa hinchada como topping.
  8. Llevamos al frigorífico por un mínimo de 3 horas.

Me encantaría que si la hacéis me etiquetéis en redes sociales para poder ver vuestros resultados. Estoy segura de que os encantará!

Tarta de crema fitness

img_9568

Hoy os traigo esta recetita healthy que tanto me habéis pedido por las redes sociales. Prometo que hice fotos del proceso pero se me han borrado la mitad (lo sé soy un desastre) así que no tenía mucho sentido que pusiera medio proceso en fotos y el otro no. Espero explicarme con la suficiente claridad como para que no las necesitéis! jajaja

Por cierto, está deliciosa! Así que si la hacéis, que espero que sí, me encantaría que me lo dijerais por aquí o por RRSS

img_9564

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina de avena
  • 50 gramos de harina de almendra
  • 750 ml de leche desnatada/ vegetal
  • 1 sobre de preparado para flan sin azúcar
  • Sacarina líquida
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • Para posible cobertura: kiwis y sirope de ágave.

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180 grados y empezamos a preparar la masa.

2. Calentamos 1 vaso de leche desnatada con 1 cucharada de sacarina, en el microondas durante un minuto, la vertemos en un bol, añadimos la harina de avena y de almendra mientras vamos removiendo. Cuando se hayan integrado todos los ingredientes, amasamos con las manos hasta que nos quede una masa manejable.

3. Ponemos la masa en un recipiente de silicona, estirando la masa hasta cubrir la base. Y lo llevamos al horno, con calor por ambos lados, hasta que pinchemos con palillo y salga limpio (el tiempo depende de cada horno). Sacamos la masa del horno sin desmoldarla.

4. Preparamos en un cazo el flan tal y como indica el paquete pero sustituyendo el azúcar por 2 cucharadas de sacarina líquida.

5. Ablandamos las 4 hojas de gelatina neutra, sumergiéndolas en un plato con un dedo de agua caliente.

6. Cuando esté el preparado de flan a punto añadimos la gelatina al cazo hasta su completa disolución.

7. Batimos la mezcla ligeramente para evitar cualquier grumo.

8. Ponemos la crema sobre la masa, dejamos atemperar unos metemos y la llevamos al frigorífico durante 3 horas para que cuaje.

*Si finalmente queréis preparar la cobertura (yo desistí porque a uno de mis comensales no le gusta la fruta), tenéis que laminar los kiwis y aproximadamente a las 2 horas de frigorífico, cuando la tarta ya esté casi cuajada) las ponemos sobre la crema, echáis sirope de ágave por encima y volvéis a llevar a la nevera la hora restante.