Fur shoes

Los Fur Shoes están de moda! Con más detractores que fans, los zapatos “peluditos” tras arrasar en las pasarelas de la mano de Gucci, Jimmy Choo, Louboutin o AGL, llegaron al común de los mortales a través de las bloggers e influencers que no tardaron en hacerse con sus fur shoes para cachondeo de muchos y todal adoración de otros (como yo).

Creo que como cualquier tendencia, las estridencias y extremos son odiosos pero que con gusto y sin pasarse pueden quedar de maravilla, como por ejemplo la muestra que os he seleccionado.

Tito Amancio, que tiene un equipo de Cool Hunters impresionante, no tardó en hacerse eco de esta tendencia y nos ha ofrecido unas versiones, un tanto horteras en mi opinión quitando el clonazo de Gucci, para que podamos quitarnos la espinita de tener nuestros fur shoes.

Pero ¿qué pasa si me niego a pasar por Zara para comprar un modelo que no me acaba de convencer? ¿y si no quiero gastarme una pequeña fortuna en algo que sólo voy a gastar este otoño-invierno?  Pues que en mi racanería más profunda y dispuesta a tener mis zapatos de moda, compré el otro día en el mercado un retal de pelo, por prácticamente nada, para fabricarme unos en sólo 5 minutos y de paso darle una segunda vida a unos mocasines muy cómodos pero algo pasados de moda.

 Necesitaremos:

  • Los zapatos elegidos para sufrir el cambio
  • Tela de pelo en el color seleccionado
  • Tijeras
  • Pegamento fuerte
  • Lápiz
  • Papel de manila (o cualquier otro tipo para hacer patrones)
  • Alcohol

img_7402

Pasos:

  1. Marcamos la zona del zapato que queramos convertir en peludita sobre el papel con la ayuda de un lápiz.
  2. Remarcamos el contorno, hasta tener una silueta definida para hacer nuestra plantilla
  3. La recortamos
  4. Como trabajar con pelo es difícil, situamos el patrón sobre la tela y cortamos un cuadrado ligeramente mayor a nuestra plantilla para poder maniobrar con menor dificultad.
  5. Cogemos con alfileres el patrón a la tela y recortamos sin dejar margen.
  6. Limpiamos la zona donde irá el pelo con alcohol para eliminar todo resto de suciedad.
  7. Ponemos pegamento en los bordes y centro de la tela y situamos en la zona que lo queremos pegar, presionando durante unos minutos hasta que se adhiera. Como mis zapatos tenían una trebilla he pegado una zona esperado a que se seque, pasado por debajo de la trebilla y fijado después el otro lado.

Y este es el resultado! En menos de 5 minutos y por menos de 4 euros tengo mis nuevos fur shoes!! Qué os parece el resultado?? Yo adoro este tipo de DIY.

 

Cojín cactus

img_5348

Buenos días bombonazos!! Hoy me he levantado creativa y os traigo un post de la sección de DIY que hacía mucho que no os proponía uno. En este caso, se trata de un cojín en forma de cactus.

Como siempre mis DIY son de nivel principiante, así que los podéis hacer solos o con vuestros peques y no os preocupéis que tiene dificultad 0, coste muy barato y sobretodo es muuuuy práctico. Si queréis ver como quedó este DIY, lo podéis ver en mi último vídeo de youtube, el tag de mi mascota, dónde aparece.

Material que necesitaremos:

  • 1 metro de tela
  • pegamento textil o adhesivo textil para plancha
  • alfileres
  • tijeras
  • bolígrafo (este pilot usado se borra con la plancha)
  • papel de seda

Elaboración:

  1. Dibujamos nuestro patrón sobre una hoja de seda. Yo he escogido el cactus porque es fácil de dibujar ya que mi nivel de dibujo es menos mil.
  2.  Recortamos nuestro patrón o plantilla.
  3. Doblamos la tela por la mitad y la cortamos en dos mitades iguales que pondremos enfrentadas con el reverso de ambas telas boca arriba
  4. Cogemos la plantilla con alfileres a ambas telas, marcamos el contorno y recortamos.
  5. Pegamos con pegamento textil ambas mitades dejando un margen de 1 centímetro entre el borde y nuestro pegamento, dejando un hueco para introducir el relleno (yo dejé el bajo del tallo). Este paso lo podéis hacer en la máquina de coser o planchándolo con tiras de pegamento textil (ikea)
  6. Una vez seco o cosido, le damos la vuelta y rellenamos con guata o relleno para cojines. Yo os recomiendo que compréis el relleno en los street market o reutilicéis el de uno viejo (como en mi caso).
  7. Por último sellamos (cosido o pegando) el hueco por el que hemos introducido el relleno y et voilà ya tenemos nuestro cojín!!

 

Espero que os guste el resultado tanto como a mí!

img_5347

 

2ª vida para unas sandalias

FullSizeRender

Hoy os traigo un mini DIY sobre como dar una segunda vida a unas sandalias viejas.

Como ya sabéis, tengo muchísimos zapatos lo que implica que muchos de ellos no los use y pasen de una temporada a otra en sus cajas sin ver la luz del sol.

En concreto, estas sandalias que he customizado las gasté mucho hace 4 veranos, más o menos, que es cuando me las compré, pero prácticamente nunca más. Creo que en gran parte porque me resultaban insulsas y sin ningún toque especial, algo que ha cambiado sustancialmente simplemente con algunas  cuentas y un buen pegamento, únicos materiales que necesitáis.

Una vez adquiridas las cuentas y piedrecitas que queréis usar (podéis encontrarlas en cualquier bazar, tienda de manualidades o reutilizar las partes de un collar roto) os aconsejo que, teniendo en cuenta que estamos en verano y el calor lo despega todo, uséis un buen pegamento (yo os recomiendo el Supertite que va de maravilla).

Luego sólo tenéis que planificar el diseño que queréis realizar apoyando las cuentas, sin pegarlas sobre el cuero. Posteriormente marcaremos la posición de las cuentas y procederemos a pegarlas en las marcas y orden planificado.

Y et voilà! en sólo 5 minutos ya tenemos unas sandalias “nuevas” para nuestro street style.