Vivir con limitaciones

FullSizeRender 5Hoy os escribo mi post más personal y os acerco un poquito (bueno un bastante) mi día a día, lo que supone vivir con limitaciones.

Los límites, por mucho que con un falso optimismo nos obliguemos a pensar que son impuestos por nosotros mismos y que en realidad sólo existen en nuestra mente, son muuuuy reales y por desgracia todos los tenemos.

Por supuesto, no todos los límites son iguales. Pueden ser económicos, laborales, mentales o, como en mi caso, de salud. Y, por descontado, no todos son igual de infranqueables.

Pero,  ¡qué no os engañe la vida de color de rosa construida en las redes sociales, en la que todos parecemos ser permanentemente felices, exitosos, viajados y con una rica vida social! No, las limitaciones existen y ser “felices” consiste en aceptarlas y aprender a vivir con ellas!!

Os escribo este post porque estoy viviendo un momento complicado de salud que ya dura demasiados meses y que hace que te plantees toda tu vida, analizándola bajo un prisma mucho más analítico en el que debes luchar por las cosas que sí funcionan en tu vida (que por suerte para mí son muchas) para no dejarte arrastrar por la tristeza y la apatía (que os aseguro sería lo más fácil).

Mi salud es mi talón de Aquiles! Tengo: lupus, fibromialgia, escoliosis, psoriasis, espina bífida oculta, hipoglucemia, reuma en la sangre,… y la verdad podría seguir un largo rato pero creo que ya os hacéis una idea.

Mi día a día, como el de muchísima gente, que es lo que quiero reivindicar con este post, es una lucha desde el momento en el que pongo el pie en el suelo.

Desde septiembre estoy con una crisis brutal de fibromialgia, en la que los dolores son tan intensos que me dan ganas de vomitar solamente de apoyar al andar. No puedo peinarme porque no puedo levantar el brazo, maquillarme 3/4 de lo mismo, no puedo ir al gym y mi vida social se ha reducido considerablemente porque el mero hecho de conducir es un esfuerzo que me invalida para el día siguiente en el que por supuesto me tengo me tengo levantar para ir a trabajar. No puedo dormir porque los calambres no me dejan, ni el dolor del pijama y las sábanas, los calmantes no me hacen absolutamente nada y no hay técnica de relajación ni antidepresivo que me saque de mi apatía.

Es una enfermedad silenciosa, de por vida, que no se ve y altamente incomprendida. Pero sobretodo es una enfermedad con la que hay que aprender a vivir porque sino te entierra en vida.

Así que aquí va el verdadero sentido de este post “Cómo vivir con limitaciones y no morir en el intento”

1. Planifica tu vida.

Captura-de-pantalla-2015-08-04-a-las-17.45.01

El orden es muy importante, tienes que saber organizar tus prioridades para que si en un momento dado tu cuerpo te dice basta, lo esencial ya lo hayas hecho. Las agendas, los post-it y las alarmas del móvil te ayudarán enormemente en este paso y si además lo haces con un poco de gusto, comprándote libretitas y bolis molones, hacer listas se convertirá en un placer y no en un castigo. Las papelerías se forran conmigo!!!

Para mí, mi prioridad número 1 es el trabajo, por eso nunca planifico actividades después de las 20 horas pues el cansancio que me provocan me impedirían levantarme al día siguiente. E intento alternar mis quedadas con amigas con días de descanso y mis tiempos de actividad con tiempos de relax en el sofá.

2. Haz del descanso un placer

como-pintar-mandalas-relajate-coloreando

Ya que por castigo, al menos en mi caso, tienes que pasar muchas horas en el sofá/cama, haz que esos ratitos sumen, no resten. Aficiónate a una serie online, escribe, colorea, lee un buen libro o BLOGS jajaja

Estar tumbada/sentada no es una condena, es un momento para ti. Un espacio para descubrirte, para escucharte, un oasis que mucha gente se pierde en su frenético ritmo de vida.

3. Aliméntate bien

IMG_2237

Parece una tontería pero el dolor, la tristeza y la frustración no suelen ser buenas amigas de la alimentación saludable sino más fieles compañeras de la ansiedad y las grasas saturadas. Tu mente te jugará malas pasadas pidiéndote alimentos que no necesitas y que unidos al descanso sólo te conducirán a un aumento de peso y a no sentirte tan bien contigo mismo.

Date realmente lo que necesitas, nutrientes que te ayuden a estar bien, que te aporten esa energía que tanto tu cuerpo como tu cerebros necesitan y no venenos innecesarios. Por supuesto, algún capricho también es importante.

4. Intenta dormir 8 horas

infusion-melisa-rosa-levantar-animo-xl-668x400x80xXMuchas veces pensamos que porque hemos pasado mucho tiempo en posición horizontal no necesitamos dormir tanto pero es un graaaaaaan error. En mi caso el dolor me impide dormir, lo que no quiere decir que no ponga el máximo empeño en cumplir este punto. Haz meditaciones, relajaciones guiadas (hay miles de vídeos en youtube), toma infusiones antes de dormir y sobretodo ALEJA TU MENTE DE TUS PREOCUPACIONES. Darle mil vueltas a estas limitaciones y repetir aquello de “pobrecito/a de mí” no harán que desaparezcan así que no te regocijes.

5. Haz algo de “ejercicio”

FullSizeRender 4

Esta parte, cuando quieres morirte cada vez que te mueves, parece imposible de cumplir pero es tan necesaria o más como el descanso.  El ejercicio genera serotonina, la glándula de la felicidad, así que será tu mejor aliado si no estás pasando por tu mejor momento.

No hace falta que sea gran cosa, puedes hacer yoga o taichí en casa o salir a dar una vuelta a la manzana con tus mascotas. Por mil descansos que tengas que hacer en medio, pereza, malas ganas o dolores que te provoque, la recompensa para tu cuerpo es infinitamente mayor a la lista de los contras.

6. Rodéate de gente que te quiera y a la que quieras.

FullSizeRender 3

Cuando estamos pasando un mal momento, tendemos a aislarnos, cuando en realidad es el momento en el que más necesitamos a los nuestros. Yo con el paso de los años, he aprendido que mi tiempo es demasiado valioso y que el esfuerzo que tengo que hacer para quedar con alguien es demasiado grande como para gastarlo con quien no me apetece estar.

Ya no quedo por compromiso, sólo estoy con quien realmente me llena. Guarda tiempo para esas personas y dedícales tu mejor yo. Creo que el poder gastar menos tiempos en las cosas, te hace atesorar más los momentos y darles la importancia que se merecen porque al final chicos/as aquí estamos de paso y lo único que nos vamos a llevar son las experiencias.

7. Automotívate

Pros-And-Cons

Nada de autoengaños, no se trata de eso. Todos, como decía al principio, tenemos limitaciones pero también tenemos mil cosas fabulosas a nuestro alrededor que no vemos cegados por las primeras.

Cuando eso os ocurra, cuando os pesen más las malas que las buenas, saca papel y boli y haz dos listas: una con las malas y otra con las buenas. Es muy importante que seas honesto y no te dejes llevar por la depresión. Si lo haces con honestidad, la lista de las buenas estoy convencida que duplicará a las malas y te sacará una sonrisa o al menos te dará perspectiva para empezar a abordar las dificultades.

 

7 comentarios en “Vivir con limitaciones

  1. noeamanoh dijo:

    Cariño eres una gran luchadora! Seguro que con este post has ayudado a mucha gente. Re admiro un montón!!!! Bonitaaaa! Y siempre con esa sonrisa y esa frase dulce. Mil besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Pepe dijo:

    Mar, a mí no me sorprende nada de lo que dices en tu post porque te conozco y sé que
    eres una gran luchadora. Eres digna de admiración y la mía la tienes totalmente.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  3. miselucubraciones dijo:

    Solo te conozco del ig, así que yo era de esas personas que pensaba que tu vida era fantástica pq siempre te veo sonriendo y con ropa diferente cada día. Estaba equivocada…tienes una gran lucha por delante.
    Casi no logro ni imaginar qué tiene que ser no poder ni dormir por el dolor día si, día también (todos hemos pasado por algo que nos ha impedido dormir pero no a largo plazo), o no hacer nada después de las 20 si tienes que trabajar al día siguiente…
    Ahora que te “conozco” algo mas , me doy cuenta de lo luchadora que eres pq a pesar de todo, siempre apareces con una gran sonrisa en las fotos.

    Le gusta a 2 personas

  4. Sol dijo:

    Eres grande Mar, por hacer pública tus alegrías, tristezas, enfermedades y demás.
    Todos y cada uno de nosotros tenemos algo que nos hace sentir en momentos tal como te defines, estoy en tu barco…
    Nunca dejes de luchar y lo más importante de sonreír, eres preciosa.
    Te quiero Mar .
    Fuerza amor

    Le gusta a 1 persona

  5. Olivia dijo:

    Así también hago yo, saco fuerzas para salir adelante y siempre estoy sonriendo aunque por dentro este muriéndome. Tengo que darle ánimos a mi hija que aún vive conmigo y padece de depresión, imagínense! No se dejen vencer por este padecimiento y sigan luchando !

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s