Peluche rosa

img_9905

¿Conocéis esa sensación de ver una prenda colgada y saber que está hecha para ti? Eso me pasó con este peluchito, porque sí, si es rosa y tiene pelo, debe ser mío ¿Lo mejor? que lo pillé de rebajas en Pull and Bear por apenas 20 €.

Como ya es bastante llamativo, decidí combinarlo con un look total black compuesto por unos jeans lace up de Zara y un jersey con volantes de una tienda local.

El toque divertido lo ponen las mules destalonadas bordadas de Mulaya que me permitían lucir “en todo su esplendor” los calcetines de encaje de Calcedonia que hasta ahora me había puesto con botines abiertos.

Los complementos siempre son la clave y yo quería darle un toque lady con este cinturón de hebilla dorada de Primark, inspirada en el logo de Gucci, a juego con el bolso, por no decir bolsazo, modelo Marmont.

En cuanto a las joyitas, bastaron unos maxi pendientes dorados de Lefties con algunos anillitos dorados de varias tiendas, o lo que es lo mismo, cada uno de su padre y de su madre.

img_9903img_9919img_9559img_9901img_99171518272851030img_9907img_9922img_9915img_9912img_9909

Abrigo: Pull and Bear (AW 17-18)
Jersey: Tienda Local
Jeans: Zara (Old)
Mules: Mulaya (Old)
Calcetines: Calcedonia (AW17-18)
Bolso: Gucci

Tarta de crema fitness

img_9568

Hoy os traigo esta recetita healthy que tanto me habéis pedido por las redes sociales. Prometo que hice fotos del proceso pero se me han borrado la mitad (lo sé soy un desastre) así que no tenía mucho sentido que pusiera medio proceso en fotos y el otro no. Espero explicarme con la suficiente claridad como para que no las necesitéis! jajaja

Por cierto, está deliciosa! Así que si la hacéis, que espero que sí, me encantaría que me lo dijerais por aquí o por RRSS

img_9564

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina de avena
  • 50 gramos de harina de almendra
  • 750 ml de leche desnatada/ vegetal
  • 1 sobre de preparado para flan sin azúcar
  • Sacarina líquida
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • Para posible cobertura: kiwis y sirope de ágave.

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180 grados y empezamos a preparar la masa.

2. Calentamos 1 vaso de leche desnatada con 1 cucharada de sacarina, en el microondas durante un minuto, la vertemos en un bol, añadimos la harina de avena y de almendra mientras vamos removiendo. Cuando se hayan integrado todos los ingredientes, amasamos con las manos hasta que nos quede una masa manejable.

3. Ponemos la masa en un recipiente de silicona, estirando la masa hasta cubrir la base. Y lo llevamos al horno, con calor por ambos lados, hasta que pinchemos con palillo y salga limpio (el tiempo depende de cada horno). Sacamos la masa del horno sin desmoldarla.

4. Preparamos en un cazo el flan tal y como indica el paquete pero sustituyendo el azúcar por 2 cucharadas de sacarina líquida.

5. Ablandamos las 4 hojas de gelatina neutra, sumergiéndolas en un plato con un dedo de agua caliente.

6. Cuando esté el preparado de flan a punto añadimos la gelatina al cazo hasta su completa disolución.

7. Batimos la mezcla ligeramente para evitar cualquier grumo.

8. Ponemos la crema sobre la masa, dejamos atemperar unos metemos y la llevamos al frigorífico durante 3 horas para que cuaje.

*Si finalmente queréis preparar la cobertura (yo desistí porque a uno de mis comensales no le gusta la fruta), tenéis que laminar los kiwis y aproximadamente a las 2 horas de frigorífico, cuando la tarta ya esté casi cuajada) las ponemos sobre la crema, echáis sirope de ágave por encima y volvéis a llevar a la nevera la hora restante.

Fortaleza

¿Os cuento un secreto? Mi mayor virtud, que a veces se convierte en un defecto pues lo llevo al extremo, es la fortaleza. Como hace poco tiempo me tatué, soy una luchadora nata. No puedo decir que sea algo que haya elegido, más bien me he visto empujada por las circunstancias.

Soy infinitamente afortunada en esta vida pero tengo una salud de mierda que hace muy difícil disfrutarla y empaña el resto. Quienes tengáis salud y energía seguramente no entenderéis lo que digo los que viváis permanentemente con dolor y conviváis con una enfermedad autoinmune (que te hace vivir en una burbuja) sabréis perfectamente de lo que os hablo.

El caso es que ahora por si no tenía suficiente con todo lo que ya llevo de serie ahora estoy con un ataque de ciática. Me he pasado todo el finde acostada sin poder moverme, pero claro llegó el lunes, había que ir a trabajar y eso hice (ya me puedo estar muriendo para faltar a mis obligaciones).

¿Por qué os cuento todo este rollazo en lugar de hablaros de look? Porque estaba super embajonada con mi calidad de vida y las miles de cosas que me pierdo por el camino cuando decidí hacerme estas fotos. Parecerá una tontería pero pensar que si estás bien para trabajar también tienes que estarlo (y con más razón) para hacer esas cosas que te hacen feliz, me hizo sacar fuerzas de debajo de las piedras, pintarme una sonrisa y hacer este post.

Llevo un look muy casual, comodidad ante todo cuando el dolor llama a tu puerta, pero también con un toque de energía que nos ayude a cambiar el estado de ánimo y para ello el amarillo es ideal. Aposté por una de mis combinaciones favoritas mezclándolo con azul y algún toque denim.

En cuanto a las prendas, llevo un jersey de chenilla oversize en azul y unos mum jeans con bajos desiguales ambos de Zara de la colección otoño-invierno. La energía la puso el plumas en mostaza y capucha con pelito de Primark junto con las Nike Cortez en el mismo tono.

Accesorizé el outfit con unos pendientes joya en los mismos tonos, un par de anillos dorados y un bolso inspiración Valentino de Aliexpress al que anudé un pañuelo de seda en los tonos del look de Lefties.

img_9011Abrigo: Primark (AW 17)
Jersey y Pantalón: Zara (AW 17)
Zapatillas: Nike Cortez
Bolso: Aliexpress
Pañuelo: Lefties (AW 17)

¿Os gusta el resultado? ¿Vosotras sois también sois guerreras para alcanzar vuestros sueños?

Un bolso por San Valentín

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 19.53.59Hola mis amores!!! Por fin es viernes! Aunque me va a tocar pasarme todo el fin de semana en posición horizontal y quietecita para hacer reposo por una lumbalgia y librarme así de pillar una baja que será inevitable si sigo sin hacer caso al dolor de mi cuerpo.

Se acerca el 14 de febrero y ¿qué se puede hacer cuando estás en casa tirada y se acerca esta fecha? Efectivamente, comprar regalos de San Valentin! Pero no os penséis que sólo  el suyo, noooo de paso también miro el mío y así se lo pongo fácil para que no falle jajaja

Los y las bombonazos que me seguís hace tiempo ya sabéis de mi adicción a los bolsos, tengo una graaaaaaaaan colección pero, al igual que con los zapatos, nunca son suficientes.

He hecho mi propia lista de deseos para San Valentín, de lo más variada, entre los que vaaaaaa… le dejaremos que elija jajaja

1- Con el estampado de la temporada: el Príncipe de Gales

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 19.28.18

2- En el color protagonista de esta primavera: el rojo. Ya sea tipo joya

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 19.44.21

3- O  con estilo rockero

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 19.47.01.png

Y por supuesto maravillosas inspiraciones para nuestros temblorosos bolsillos tras la cuesta de enero.

4- Como éste tipo Furla

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 19.50.52

5- Inspiración Gucci

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 19.57.28

6- Tipo Fendi

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 20.02.04

7- O Moschino

Captura de pantalla 2018-02-01 a las 20.04.49

¿Difícil elección verdad? De todas maneras si no sois de bolsos (dudo que esa especie humana exista) o simplemente estáis buscando otro tipo de regalo, os dejo un enlace con un montón de ideas para regalar en San Valentín